Un jubilado de 80 años construye un trenecito para pasear perros abandonados

 

Eugene Bostick, un jubilado de 80 años de Fort Worth, Texas, pasa sus días conduciendo el trenecito más divertido del mundo. Pasea perros abandonados por el vecindario y los bosques de la zona.

Eugene y su hermano Corky viven al final de una calle donde mucha gente abandona a sus perros. “Al principio les dábamos de comer, haciendo que entraran en casa. Les llevamos al veterinario, les dimos un lugar donde vivir…”, dice Eugene.

“Cuando vi este tractor con carritos para transportar piedras pensé que podría servir como tren para los perros. Soy bueno soldando, así que utilicé estos carritos de plástico con agujeros, les puse ruedas y los conecté unos a otros“, continúa Eugene. “Cuando me oyen llegar con el tractor, se ponen como locos.”

Categorizado en: ,
Visto en: www.boredpanda.com

¿Qué te parece?

¿Qué te parece?